Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Qatar compite con Abu Dhabi en atracciones turísticas

El emirato de Qatar no está dispuesto a perder el tren de sus vecinos de Abu Dhabi y también invierte miles de millones de euros para transformarse en un emporio cultural del siglo XXI. Se trata de “convertir petrodólares en conocimiento”, como ha explicado Omar Chaikhouni, portavoz oficial del nuevo Museo de Arte Islámico construido por Ieoh Ming Pei, arquitecto responsable de la ampliación del Louvre de París.

Con sólo 1,5 millones de habitantes, Qatar es el tercer país más importante del mundo por sus reservas de gas natural y pretende transformar su extraordinaria musculatura financiera en una industria cultural capaz de atraer turistas de alto poder adquisitivo cuando el negocio de los hidrocarburos ya sea cosa del pasado.

La pequeña península del Golfo Pérsico está dirigida por el jeque Hamad Ben Jalifa Al Thani, un visionario que supo dejar atrás la economía basada en la pesca y la recolección de perlas para erigirse en un gran productor energético. Ahora busca una nueva alternativa a esa riqueza para transformar a Qatar en una sociedad basada en la cultura y el conocimiento. Será “el Renacimiento en Qatar”, según el portavoz del Museo de Arte Islámico.

“El Islam es una religión que yo desconocía” admite el arquitecto del nuevo edificio, un estadounidense de origen chino que viajó por todo el mundo árabe en busca de una inspiración que halló finalmente en la milenaria Mezquita de Ahmad ibn Tulun, de El Cairo, y en las fortalezas de Túnez.

Inaugurado en noviembre de 2008, el Museo de Arte Islámico de Doha se eleva sobre una isla artificial construida en una bahía de la capital qatarí, y se conecta por un puente con el popular Corniche, el paseo marítimo de la ciudad. El museo tiene cinco plantas y 35.000 metros cuadrados de superficie dentro de una impactante composición de bloques cuadrados y octogonales culminada por una torre central.

En su interior, más de 4.000 metros cuadrados de galerías organizadas en torno a un atrio coronado por una cúpula desde la que penetra la luz natural. Alberga unas 800 piezas entre pinturas, esculturas, cerámicas, manuscritos, joyas, armas y alfombras procedentes de Asia, Europa y, por supuesto, Medio Oriente.

Entre esos tesoros brillan particularmente los objetos llegados desde Al Andalus, territorio de la península Ibérica que estuvo bajo poder musulmán entre los años 711 y 1492. Son especialmente vistosos los nueve capiteles de mármol procedentes de la ciudad cordobesa de Medina Azahara y un venado esculpido en bronca, de cuya boca brotó agua para alegrar un palacio califal de la España de los omeyas.

El nuevo Museo de Arte Islámico de Qatar se está haciendo muy popular entre los adinerados turistas que llegan al país desde otras naciones árabes. En su primer año de vida ha recibido 270.000 visitantes.

7/11/2009

Fuente: Arteselección

Notas relacionadas:

Informe especial: Grandes Museos del Mundo

Los encantos de Marrakech

El mestizaje cultural del paisaje andaluz

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú