Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Cultura Mochica: un encuentro con el Perú milenario
Mochica - Pirámides

Por Diana Flores Castañeda
diana_sofia_flores@hotmail.com

La cultura Moche, también denominada Mochica, fue desarrollada entre los años 100 a. c. y los 800 d. c. alrededor de los valles de la costa norte del actual Perú: Piura, Lambayeque y La Libertad. Al caer el reino Moche, la zona fue poblada por las culturas Lambayeque y Chimú. Y fue alrededor de 1470 que los Chimú fueron vencidos por los incas, un poco antes que los españoles desarticularan lo que fue el imperio incaico: el Tahuantinsuyo.

La civilización Mochica fue identificada por Max Uhle, quien la clasificó como protochimú. Además fue estudiada por Julio C. Tello y sobre todo por Rafael Larco Hoyle. Se la denomina Mochica, también, por el nombre de la lengua, el Muchik, que hablaban sus pobladores.

En la zona donde se había desarrollado la cultura Mochica se han encontrado restos arqueológicos de sus grandes templos; de su avanzada técnica de irrigación en los valles del norte del Perú; además trabajos en metal y oro. Así también, según el autor peruano Rafael Larco Hoyle, desarrollaron un sistema de proto escritura llamada pallariforme.

Queda poco de los mitos en los que basaban su religión los miembros de la cultura. Lo que sí ha quedado son sus monumentales pirámides de adobe de Vicus: el complejo arqueológico Huacas del Sol  y de la Luna que incluye dos grandes pirámides truncas, la Huaca Las Estrellas, Huaca del Cerro Blando y geoglifo de la Araña.

La cultura Mochica fue agrupando retazos mitológicos hasta formarse un grupo de divinidades heterogéneas, siendo el jaguar el más importante. Sus divinidades eran casi todas totémicas. Era común la representación de dioses decapitadores, siendo el principal Ai Apaec: era el dios supremo y la deidad de los Mochicas. Los dioses de los Mochicas muestran clara influencia de la cultura Chavín, que fueron anteriores a los Moches. Los sacrificios humanos eran practicados por los Moches con fines religiosos.

Las Huacas del Sol y de la Luna

Mochica - sitio arqueológico

Las Huacas del Sol y de la Luna fueron las capitales de la cultura Mochica desde el siglo I a. c. hasta el siglo IX. El sitio arqueológico, ubicado en la actualidad a cinco kilómetros del sur de Trujillo (Perú), es lo más destacado en la arquitectura Mochica, quienes tenían como base el adobe como material para sus construcciones.

La Huaca del Sol, con cinco grandes terrazas, la mayor de ochenta metros de longitud, sobre unas bases de 228 de largo por 136 de ancho y la plataforma de 18 metros de altura, está coronada por una pirámide de 23 metros de altura, que tiene una base cuadrangular de 103 metros de lado.

La Huaca de la Luna tiene una base de 87 metros por cada lado y una altura de 21, y en su plataforma superior se levantaban una serie de salas decoradas con figuras humanas.

Las dos huacas están construidas sobre una llanura arcillosa; calculándose que sólo para la construcción de la Huaca del Sol se emplearon ciento treinta millones de piezas. Son las dos huacas mayores como montañas hechas por el hombre para la gloria de sus divinidades.

Un avanzado sistema de irrigación

Los mochicas construyeron canales (o Wachaques), a la actualidad mostradas como notables obras de ingeniería hidráulica, como el Ascope y el de la Cumbre; lo que les permitió cultivar maíz, camote (batata en Argentina), papa, calabaza y fruta, como, la tuna, lúcuma, chirimoya, tumbo y papaya. Construyeron represas como las de San José: sus aguas almacenadas servían para irrigar las tierras en tiempo de sequía y escasez.

El arte

Mochica - Arte

El mejor documento y testimonio de la cultura Mochica es su expresiva cerámica, plasmaron el entorno de su mundo cultural y religioso.

En la actualidad se aprecia  el muralismo y la orfebrería en su arte. Los murales más famosos son La Rebelión de los artefactos, el Mural de Aí-Apaec y la Danza de los prisioneros. La orfebrería más importante pertenece al Señor de Sipán, que hoy está en el Museo Tumbas Reales de Sipán, en Lambayeque-Perú.

Mochica - El Señor de Sipán

El Señor de Sipán fue uno de los hombres más poderosos de la antigüedad: era el rey de la cultura Mochica. Su tumba (foto superior) fue encontrada en Lambayeque, descubierta científicamente en la Huaca Rajada por Walter Alva, en 1987. La impactante fastuosidad de sus ofrendas hace rica la cantidad de información que se ha recabado.

El legado: la cerámica Mochica

Cerámica mochica

Los huacos retratos tienen la característica de su realismo, asombra la expresividad y perfección de verdaderos retratos de arcilla; reconocidos en seres mitológicos, animales humanizados, hombres con atributos zoomorfos o partes combinadas de varios animales. Aunque también realizaron cerámica con gran contenido simbólico de pensamiento e ideas donde las imágenes se vuelven más abstractas y conceptuales.

Las tradiciones tanto simbólica como realista se encuentran sumamente vinculadas. Es por estas cerámicas que se puede conocer sobre los Moches: sus ceremonias rituales, paisajes, viviendas, guerras, enfermedades, etc. Los artistas representaban hombres, divinidades, animales, plantas y complejas escenas bajo la forma de imágenes escultóricas o vasijas decoradas a pincel: la cerámica es el legado cultural que ha quedado de los Mochicas.

5/6/2011

Notas relacionadas:

Descubren pinturas murales de 3.200 años en el Amazonas peruano

Encuentran pinturas rupestres en Perú que tendrían 8.000 años

Perú: Un agricultor daña con su tractor tres figuras de Nazca

Cuzco: Donde las calles sí tienen nombre

Perú: La ruta de la conquista, la esclavitud y la libertad

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú