Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Un nuevo tesoro arqueológico para Calabria

Por Catalina Pantuso
catalinapantuso@fibertel.com.ar

Mosaicos griegos en Calabria

Después de 14 años de trabajo sostenido —la excavación comenzó en 1998— en setiembre del año pasado, la intendente de Monasterace, María Carmela Lanzetta, anunció formalmente el descubrimiento de un mosaico helénico en la antigua colonia griega de Kaulonia. La obra, muy bien conservada, habría sido realizada por artesanos griegos y locales entre fines del siglo IV y principios del siglo III antes de Cristo. La noticia fue ampliada ayer por la Dirección de Bienes Arqueológicos de Calabria.

El mosaico policromo tiene 30 metros cuadrados de superficie y está considerado por su descubridor, el arqueólogo Francisco Cuteri, el más grande de la época helenística descubierta en el sur de Italia.

Ocupa todo el piso de una habitación del complejo termal denominado “Casa Matta” de esa ciudad y fue rebautizada como "Sala de los dragones y los delfines", porque frente al dragón, descubierto el año pasado, se encuentran un gran delfín y otro más pequeño. No se descarta que debajo de los escombros aún no removidos haya más dragones y delfines.

La nueva reliquia arqueológica se encuentra en Monasterace —a 60 km. de Catanzaro— una pequeña ciudad situada en la costa jónica, que tiene una superficie de 15 Km cuadrados y una población de 3.500 habitantes. Es uno de los pocos pueblos de la región calabresa que tiene dos origines: la Magna Grecia y los normandos de la Edad Media. En la denominada área marina se encuentra una importante zona arqueológica donde pueden apreciarse los restos de Kaulon, floreciente colonia de la griega que se vio obligada a enfrentar a los dos mercados más grandes de la época (Kroton y Lokroi). Estuvo amenazada por enemigos externos, como los siracusanos, que la asediaron y la destruyeron. En lo alto de una colina, se encuentra un pequeño pueblo medieval, donde se puede admirar el Castillo Medieval, una de las obras arquitectónicas más importantes de la región.

El hallazgo histórico moviliza a toda la comunidad, especialmente a los más jóvenes. Los estudiantes de la escuela secundaria Américo Vespucio, de Vibo Marina, organizaron la campaña "Yo adopto el Dragón", que tiene como objetivo, la recuperación y mejora del espacio donde se encuentra el mosaico helenístico. Según las informaciones locales, a fines de Diciembre de 2012, ya habían recolectado los únicos fondos disponibles hasta ese momento: unos 5 mil euros.

La participación de un grupo de argentinos

La dirección científica estuvo a cargo de María Teresa Iannelli, funcionaria de la Superintendencia de Patrimonio Arqueológico de Calabria y el trabajo de campo fue coordinado por el arqueólogo Francisco Cuteri.

La enorme satisfacción del equipo arqueológico está motivada por el hecho de que en la excavación participaron muchos estudiantes de diferentes universidades italianas; según las autoridades municipales, se movilizaron unos cuatro mil jóvenes. A ellos se les sumó un grupo de argentinos, interesados en arqueología griega, que cursan distintas carreras en la Universidad Nacional del Sur, con sede en Bahía Blanca, que están realizando una pasantía en Italia. Todos trabajaron, en diferentes momentos de la excavación y limpieza, de forma voluntaria y gratuita.

Según informó la agencia ANSA, Francisco Cuteri afirmó que "El descubrimiento es de extraordinaria importancia porque es el más grande mosaico griego de la Magna Grecia. Es como si estuviéramos en una habitación con un montón de alfombras, pero en este caso el material utilizado es la piedra. Confiamos y creemos que podemos encontrar por lo menos otros dos paneles”.

24/7/2013

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú