Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Bruselas surrealista con René Magritte

Museo René Magritte

El nuevo museo dedicado a René Magritte se ha convertido en uno de los grandes atractivos de Bruselas, con su colección de 250 obras del gran maestro surrealista. La nueva pinacoteca nace con vocación de convertirse en centro de referencia mundial con sus 2.500 metros cuadrados centrados en la vida y obra del artista “desde una perspectiva didáctica y poética”.

El Museo Magritte se encuentra en el Mont des Arts, la zona aristocrática de la capital belga, muy cerca del Palacio Real y junto al Museo de Bellas Artes. Un caserón del siglo XVIII rehabilitado por el arquitecto Winston Spriet acoge este ambicioso proyecto que pretende conseguir 650.000 visitantes cada año con una moderna puesta en escena que recurre a las últimas tecnologías para subrayar el lirismo que destilan las creaciones del artista.

Remodelado gracias al patrocinio conjunto de las administraciones públicas y varias entidades privadas, el edificio mantiene su fachada clásica, mientras que en su parte trasera exhibe una gran superficie acristalada inspirada en el lienzo “El imperio de las luces”. Dentro del museo, se exponen obras excepcionales como la recién mencionada, “El jugador secreto” o “El regreso”, además de dibujos, fotografías, películas y carteles reunidos durante años por los Reales Museos de Bélgica y la Fundación Magritte.

Las diferentes etapas biográficas de Magritte se presentan de forma cronológica y también se incluyen espacios monográficos dedicados a su relación con otros maestros contemporáneos, como Salvador Dalí, Max Ernst o André Breton.

La colección refleja la evolución ideológica y estética del artista, marcada por la influencia del Anarquismo, el Comunismo y el Dadaísmo. Todo ello cristalizaría en las características paradojas visuales de Magritte, que plasman su ironía y el rechazo que sentía por todo tipo de convenciones.

El recorrido se extiende por las cinco plantas del palacete para descubrir a un artista “incomprendido” y “controvertido” durante toda su vida, aunque su trabajo “encontró su verdadero lugar después de muerto”, según se encarga de recordarlo Charly Herscovici, presidente de la Fundación René Magritte.

Rene MagrittePrecursor del arte posmoderno y de movimientos como el Pop Art, sus creaciones deconstruyen la realidad para envolverla en el misterio y hacen cobrar vida a los objetos mundanos. Cuerpos y paisajes se confunden gracias a su hábil juego de colores y perspectivas. Cielos muy claros, pipas y burgueses con bombín dominan sus composiciones, que fueron consideradas subversivas, aunque estén desprovistas de mensajes.

Inaugurado el pasado 2 de junio, el museo está preparando la primer gran exposición temática, que demorará entre cuatro y cinco años. Se trata de confrontar la obra del pintor belga y la de Salvador Dalí, con quien mantuvo una relación amistosa y artística en plena ebullición del Surrealismo en los años ’30 del siglo XX.

5/6/2009

Fuente: Arteselección

Notas relacionadas:

Informe especial: Grandes Museos del Mundo

Salvador Dalí: Cuando el arte es sueño

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú