Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Atenas pelea por sus tesoros

Atenas: Museo de la Acrópolis

La ciudad de Atenas cuenta ya con un nuevo museo destinado a albergar las joyas más valiosas de la Grecia clásica. Construido a los pies de la Acrópolis, tiene 14.000 metros cuadrados de superficie expositiva y ha costado 130 millones de euros. Su objetivo es facilitar el regreso de los mármoles del Partenón que fueron arrancados por los británicos a principios del siglo XIX.

El Museo de la Acrópolis es obra del arquitecto suizo Bernard Tschumi, que ha diseñado un gigante de acero y cristal cofinanciado por el Gobierno local y la Unión Europea. En sus tres plantas se exhiben reliquias de hasta 2.500 años de antigüedad que lucen espléndidamente gracias a la luz natural que entra en el edificio. Es “la quintaesencia de lo clásico”, como explica el Ministro de Cultura griego, evidentemente satisfecho después de 30 años de polémica.

La idea original data de 1978, aunque la gestación del edificio no comenzó hasta 1999. Las primeras excavaciones toparon con restos arqueológicos muy importantes que provocaron la denuncia ante los tribunales de quienes querían que el museo se llevara lejos de la Acrópolis. Finalmente, el proyecto de Bernard Tschumi incluyó su integración en el moderno edificio para que fueran visibles a través de un suelo transparente.

La mitad de los 160 metros de frisos que adornaban el Partenón en el siglo V antes de Cristo se encontraban en el Museo Británico. Fueron llevados allí por Lord Elgin, embajador británico ante el Imperio Otomano, que en 1799 ostentaba soberanía sobre Grecia. Desde entonces se ha negado a devolverlos con el argumento de que Atenas carecía de un lugar adecuado para conservarlos y protegerlos.

El nuevo Museo de la Acrópolis espera recibir unos 2,5 millones de visitantes cada año, que tendrán que conformarse con una reproducción de las piezas en litigio. “Queremos que los visitantes se den cuenta del vacío y que su fuerza constituya un mensaje más fuerte del que podríamos enviar nosotros”, explica el ministro Antonis Samaras.

El responsable de Cultura del Gobierno de Grecia dice estar preparado para “iniciar las negociaciones” que conduzcan a la restitución de los frisos por Gran Bretaña y que “el sistema de préstamos de reliquias actualmente en vigor puede cubrir el vacío que dejará en el Museo Británico el regreso definitivo de los frisos al lugar donde pertenecen”. El ministro rechazó así la propuesta del Museo Británico para “prestar los frisos por tres meses, con la condición de que el Gobierno griego reconozca que son de propiedad” de la institución londinense.

5/7/2009

Fuente: Arteselección

Notas relacionadas:

Egipto llama “inmoral” el traslado de Nefertiti a Alemania

Informe especial: Grandes Museos del Mundo

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú