Teatro

NovedadesArchivo

 

Un enemigo del pueblo

Arde brillante en los bosques de la noche
Próximo
 

Nosotros, El Musical

Un club para todos

 

 

El escenario de la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza dividido en tres partes es lo que marca la escenografía de la obra “Nosotros, El Musical”. Allí cobra vida Demolay, un club secreto en el cual un grupo de jóvenes incomprendidos encuentran su lugar durante el verano. Soles Digital charló con Eugenia Gil Rodríguez, la actriz, cantante, compositora y autora encargada de escribir el libro y canciones de este musical.

Por Micaela Alar

El escenario de la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza dividido en tres partes es lo que marca la escenografía de la obra “Nosotros, El Musical”. Sobre la izquierda, espera una banda de músicos conformada por teclados, guitarra, bajo y batería. En el extremo derecho, una cortina blanca, una silla, una mesita ratona y otros elementos constituyen lo que sería una sala de estar. El centro del escenario, la parte más usada de la puesta en escena, varias maderas viejas, muebles antiguos y otros objetos conforman lo que en la obra se conoce como Demolay, un club secreto en el cual un grupo de jóvenes incomprendidos encuentran su lugar durante el verano. Los valores que representan a este club son el amor, la amistad, el compañerismo y la lealtad, y son tan importantes que hasta están grabados en las maderas que forman parte de la casa abandonada. Sin embargo, lo utópico no existe y estos chicos no sólo tendrán que enfrentarse a dos adultos que buscan demoler la casa para construir un centro comercial, sino que también deberán afrontar un obstáculo aún mayor: aprender a entenderse a sí mismos y a los demás.

Uno de los adultos a derrotar es Yaga quien es interpretada por Eugenia Gil Rodríguez, también encargada de escribir el libro y canciones de este musical ideado por Sol Madrigal y Martín Della Nina.

Eugenia Gil Rodríguez es actriz, cantante, compositora y autora que comenzó de muy joven a demostrar lo que tiene para dar como artista. Desde formar parte de “Cuatro Reinas”, un cuarteto pop que surgió de “La Banda de Cantaniño”, hasta trabajar en producciones como “Mamma Mia”, haber salido ganadora de “El Artista del Año” hasta estar grabando su primer disco como solista, “Un lugar mejor”, Gil Rodríguez fue forjando su camino.

- ¿Cómo llegó la idea de “Nosotros” a tus manos?

- Sol es mi mejor amiga y nosotras laburamos juntas hace muchos años. Nos conocimos en el musical “Mamma Mia” y después nos tocó, de casualidad, trabajar juntas en otras oportunidades. Sol y Martín tenían ganas de hacer un musical sobre un grupo de amigos. Un día me junté con ella a comer y me contó su idea y que querían que yo haga un personaje. Todavía no sabían bien qué tipo de personaje iba a ser o quién iba a escribir la obra. Les propuse hacerlo yo y así fue cómo aterrizó el proyecto en mí.

- ¿Cómo fue el proceso de escritura tanto del libro como de las canciones?

- Lo primero que hicieron los chicos fue mandarme lo que ellos habían imaginado de algunos personajes, de la estructura como, por ejemplo, que haya un club y que la casa pudiera ser demolida. Una vez que tenía eso, lo que yo hice fue armar un redactado de la síntesis argumental de la obra. Sin dividir en escenas, ni nada. Cuando lo terminé, les mandé la propuesta y les dije “yo pensé esto”. A ambos les encantó y ahí fue cuando comencé a escribir el libro en formato de libreto con cada escena, dejando el lugar para las canciones.

La música de cada una de las canciones fue escrita por Martín Della Nina, un Licenciado en Composición Musical de la UCA y Técnico en Producción Musical, quien también fue el director musical de la obra. “Martín compuso cada canción, me las mandó sin letra y, una vez que tuve eso, sobre esa melodía escribí las letras con el concepto que había pensado primero en el libro”. Los temas que se escuchan a lo largo del musical se centran en los valores del club secreto al que los adolescentes pertenecen. Además, los hermanos que buscan tirar abajo la casa abandonada brillan en su extremo derecho del escenario con sus propias canciones que demuestran la codicia y falta de escrúpulos de estos personajes. “El principio de Yaga y Yago es una presentación casi caricaturesca de los villanos para poner de una en la mesa la contraposición con los chicos”, explica Gil Rodríguez.

La canción principal del musical “Nosotros” de nombre homónimo contó con un videoclip que fue publicado en YouTube unos días antes del estreno y que también se mostró en el canal Nickelodeon, uno de los principales sponsors de la obra. Gil Rodríguez cuenta que el canal de televisión infantil “no tiene ninguna decisión artística sobre el musical pero que apoya el proyecto a pleno. Cuando se nos presentó la oportunidad de sumarlos al proyecto, nos encantó que sea una empresa que tenga llegada con los chicos y que también les da a los padres confianza”. Esta movida no sólo sirvió para dar a conocer la obra, sino que también ayudó para presentar a los personajes. También contaron con redes sociales como Facebook y Twitter para tener más llegada a su público potencial. Fotos de los ensayos, las típicas selfies de los actores, las gráficas, el video musical, todas estas cosas fueron publicadas a medida que se acercaba la fecha del estreno.

Cada uno de los personajes se destaca por su personalidad y por su rol dentro del club Demolay en el cual no se sienten incomprendidos o diferentes, sino únicos. Gil Rodríguez cuenta que ya tenía en mente a algunos de los actores en el momento de escribir y que pensaba a esos personajes de acuerdo a lo que ella sabía que ellos podían dar. Varios de los actores de la obra ya habían tenido la oportunidad de trabajar juntos como es el caso de Gil Rodríguez, Sol Madrigal, Manuel Victoria y Alejandro Dambrosio que participaron del musical “Mamma Mía” en el teatro Ópera. Otros actores que también forman parte de “Nosotros” son Diego Domínguez (en teatro y TV “Violetta”), Paulina Vetrano (en TV “Bella y Bestia”, “Rincón de Luz”), Federico Coates (en teatro “Casi Normales”, en TV “Señales” y “Qitapenas”) y Agustina Quinci (en teatro “A Lo Mejor Sería Feliz”, en TV “La Ley del Amor”, “Frecuencia 04”).

Gil Rodríguez no sólo se encargó del libro y las letras de las canciones, sino también tuvo que preparar a su personaje Yaga desde su rol como actriz.

- ¿Cómo te preparaste para interpretar el papel de Yaga?

- Yaga fue un personaje que hasta último momento no le estábamos encontrando la vuelta. Fue un trabajo bastante duro. Con Sebastián Irigo, el director general, trabajamos para encontrarle la pincelada justa en cada escena para lo que sucede con ella en el final de la obra no quede como algo inconexo con el personaje que se viene planteando.

- ¿Qué significó para vos este personaje?

- Siento que es el primer personaje completamente adulto que hago. No digo sólo por la edad, sino por la responsabilidad y por las cuestiones vividas. Ella tiene registro de que para la edad que tiene la mayoría de la gente debería estar casada o en pareja, y ella no lo está. Perdió a su madre y a su hermana o hermano, no se especifica. Además, le empaquetaron un adolescente para cuidar. Tiene como toda un agua abajo del puente que más allá de la edad le dan una adultez real, total e innegable. La relación que construí con Fede (Coates cuyo personaje es Oliverio) es muy diferente a cualquier relación de amistad o romántica. Es la primera vez que me toca un hijo de alguna manera. Porque si bien Oliverio es el sobrino, es como ese tipo de relación. Es por eso que Yaga me demandó una observación sobre la relación madre-hijo.

“Tuve el doble trabajo de hacerme y después de separarme por mi personaje. Tuve que divorciarme de todo eso que creé en pos del proyecto en el momento de convertirme en Yaga”, cuenta la actriz y autora del libro.

- Durante los ensayos te separabas del personaje pero cuando te dabas cuenta de que había algo que no funcionaba, ¿volvías a ese rol de autora?

- Sí, es que es muy difícil. El director me decía todo el tiempo “ya está, soltá” pero no podés hacerlo por completo. Con la que más me puse exigente fue con Yaga que hasta último momento le fui reescribiendo cosas pero no por una cuestión de que era el personaje que me tocaba interpretar a mí, sino porque realmente sentía que el punto de inflexión de ella podía ser lo que haga que la obra estuviese buenísma o malísima. Hubo momentos en los que en el ensayo yo era Euge actriz pero después nos dábamos cuenta la necesidad de corregir tal o cual cosa en tal escena y yo llegaba a mi casa y era empezar la oficina en el rol de autora.

Ya luego del estreno, las críticas tanto de profesionales como del público hacen que una obra pueda crecer y ser mejorada. “Somos muy laburadores y receptivos a lo que nos dice la gente, tanto las personas que laburan en el ambiente como los que no”, dice la actriz y autora.

- ¿Cómo fue la reacción del público en las redes sociales?

- La verdad que muy buena. Lo que nos gustó mucho de los comentarios que leímos, más allá de que se hayan reído, de que la hayan pasado bien o que les hayan gustado las canciones, fue que les llegó el contenido. Hoy en día los chicos son los que deciden qué van a ver y en general consumen lo que se esté viendo en televisión en ese momento. Hay veces en que estos productos fallan en el contenido. Nosotros desde primer momento lo que quisimos hacer fue darle a la obra un formato juvenil, sobre un grupo de amigos adolescentes que tenga romance y demás pero que al mismo tiempo tenga contenido.

Tanto trabajo se ve plasmado en “Nosotros, El Musical”, una obra que no fue traída del exterior para ser adaptada, sino que fue creada desde cero por talentos argentinos; que aporta frescura desde las letras de las canciones y chistes buscados hasta las coreografías ideadas por Hernán Alegre; cuya escenografía diseñada por el estudio Didac no necesitó grandes pantallas LED y efectos súper novedosos para lograr su objetivo. “Creo que el futuro del teatro musical en Argentina es la autogestión”, expresa Gil Rodríguez con mucha seguridad y agrega que “es el primer musical que hicimos nosotros como equipo creativo y nos desvivimos para que, a pesar de la autogestión, sea lo más profesional posible. Es un espectáculo que está a la altura de cualquier producción de la calle Corrientes y ese es el mayor orgullo que tenemos todos”.

“El teatro es trabajo en equipo. Vos tenés que formar equipo o morirás.”, dice Gil Rodríguez y de cierta forma remite al título del musical. Para que una obra salga como fue planeada, es necesario tener un reparto y equipo en donde no haya “estrellitas”, sino un grupo al cual los integrantes reconozcan como un “nosotros”.

Por ahora sólo tienen programadas cuatro funciones (22 y 30 de julio y 5 y 19 de agosto) en el Paseo La Plaza y otra para el día del niño de la mano del Gobierno de La Ciudad que se realizará al aire libre. Sin embargo, tienen pensado hacer otra temporada más adelante ya que algunos actores ya tienen otros compromisos pautados luego de terminadas las cuatro funciones. “Que la obra vuelve, vuelve seguro”, afirma Gil Rodríguez.

30/7/2014

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Teatro
El Farmer Spectrum Dance Theater Mísia