Teatro

NovedadesArchivo

 

Un enemigo del pueblo

Arde brillante en los bosques de la noche
Próximo
 
 

 

Marathon

Bailando hasta el límite

 Por Cecilia Fiori
ceciliafiori@hotmail.com

Marathon

Autor: Ricardo Monti. Director: Villanueva Cosse. Actores: Pompeyo Audivert, Luis Campos, Verónica Cosse, Patricia Duran, Marcelo Firentino, María Fiorentino, Irene Goldszer, Iride Mockert, Montengro, Ivan Moschner, Pepe Novoa, Sebastián Richard, Lucía Rosso, Martín Slipak.
Funciones: Jueves a sábados 21 hs., domingo 20.30 hs. Entradas: $30 (jueves $25). Teatro Nacional Cervantes. Libertad 815, Buenos Aires. Tel.: 4816-4224.

Marathon (de Ricardo Monti) fue estrenada por primera vez en 1980 en el Teatro Payró. Es posible que la censura ejercido sobre la cultura por aquellos años no lograra decodificar del todo su mensaje. Quizás esa sea la explicación para que este guión, cuestionador los mecanismos sutiles de control de la sociedad, haya pasado desapercibido ante la mirada castrense.

La historia relata una paupérrima maratón de baile que se organiza en algún suburbio porteño en la década de 1930. En esta especie de concurso se inscriben seis parejas que danzan sin descanso durante largos días, motivados por alcanzar el sueño de un supuesto premio sorpresa. En la competencia existe un animador que grita constantemente estimulando a los participantes a seguir, a continuar, a no abandonar, a no detenerse ni siquiera si se tiene fiebre o si se está lesionado, porque lo más importante es el show. Lo fundamental es satisfacer a los espectadores, ávidos de ver la denigración humana que los concursantes están dispuestos a mostrar en aquella pista. Cualquier semejanza con la realidad contemporánea es pura coincidencia.

Con el transcurrir del tiempo, lo único que motiva a los participantes a no retirarse es su “fe”. Una férrea creencia en la espectacularidad de una compensación sorpresa que cada uno sueña que se cristalice de distintas maneras.

La dirección de Villanueva Cose saca de cada uno de los actores que conforman la obra seres extraordinarios, ricos por donde se los mire. El animador, que es encarnado por Pompeyo Audivert, es un ser sumamente repulsivo y atrayente a la vez. Paradoja que el actor conjuga en el desarrollo de este papel magnífico que causa una atención y un deslumbramiento constante en el espectador, mientras que por otra parte provoca un rechazo repulsivo por todo lo que este sujeto ruín representa. La ambivalencia parece una constante en la caracterización de los personajes. El trabajo de Pepe Novoa transmite pena y ternura. El de María Fiorentino, risa y tristeza. El de Martín Slipak, curiosidad y desconcierto.

El hermoso vestuario, obra de Daniela Taiana, le da el toque final a una excelente caracterización lograda en la construcción de las personalidades diversas que ideara Ricardo Monti para contar esta historia. La puesta en escena es impactante. La sala María Gerrero del Teatro Nacional Cervantes es un extraordinario lugar para montar esta obra. Su estilo de época hace que la escenografía maravillosa de Tito Egurza (montada entre el nivel de lo corpóreo y de lo virtual) se ensamble de una manera casi perfecta con la sala que le da cobijo.

Marathon es una de las grandes obras del teatro Argentino. Una pieza profunda que nos invita a cuestionarnos sobre todo aquello que estamos dispuestos a hacer y a asumir para alcanzar nuestra meta. Objetivo que solemos defender a rajatabla, aun cuando ni siquiera sepamos bien de qué se trata y si verdaderamente vale todo lo que hacemos por alcanzarlo. Nos preguntaremos: ¿El fin siempre justifica los medios? ¿Cuál es el límite? ¿Cuál es nuestro límite?

23/4/2010

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Teatro
El Farmer Spectrum Dance Theater Mísia