Teatro

NovedadesArchivo

 

Un enemigo del pueblo

Arde brillante en los bosques de la noche
Próximo
 
 

 

Cabo Verde

De higienismo y exclusión social

Por Rocío Amoedo
roamoedo@hotmail.com

Cabo Verde, con Maria Fiorentino


Autor y director: Gonzalo Demaría. Elenco: María Fiorentino, Rodolfo Roca, Luciano Correa y Ramiro Batista. Funciones: Viernes a las 21:30 y sábados a las 22:30. Localidades: $ 30. Ciudad Cultural Konex: Sarmiento 3131, Buenos Aires.

“¡Qué muestrario maravilloso de degenerados hereditarios y desadaptados sociales! ¡Qué espectro multicolor con todos los matices de la locura y el delito! ¡Qué tesoro psicológico de todas las anomalías y todas las perversiones!” escribía en uno de sus libros el rector del colegio al que asistió  el autor y director de esta obra, Gonzalo Demaría, y el cual fue seguramente la base e inspiración de esta obra.

La viuda de un presidente de la Nación se ha quedado sola. Encarga entonces a un médico higienista, el director del Depósito de Contraventores, la selección de un chico ario, el más apto de la lista de niños pobres amparados por su difunto marido (aquellos séptimos hijos que, en vez de lobizones, se vuelven ahijados presidenciales, metamorfosis no menos honorable).

La madre biológica del niño elegido (interpretado por María Fiorentino),  es una obrera de frigorífico, hija de anarquistas, que se presenta a reclamarlo. Ella esconde un secreto y una sorpresa que se irán develando a lo largo de la trama. También el doctor tiene sus motivaciones personales ocultas para entregar el niño a la viuda, todo bajo la mirada cuestionadora de un joven asistente.

El elenco lo componen María Florentino, quien expone en esta obra todo su talento y experiencia así como  su dominio del humor y el absurdo;  Rodolfo Roca, reconocido como un “peso pesado” del teatro independiente y quien ya trabajó con el autor en una anterior incursión. Luciano Correa, joven actor de formación teatral, y el pequeño Ramiro Batista, actor debutante, quien demostró que tiene por delante un promisorio camino  arriba de las tablas.

Cabo Verde es una metáfora delirante sobre la exclusión social. Una clase magistral de racismo explicada con un plato de vainillas, forma didáctica e imaginativa con que el higienista enseña al niño la “selección natural”. Y donde la naturaleza no selecciona, el higienista limpia. O margina.

Como en el archipiélago africano de Cabo Verde, con sus negros alegres y desnudos zambulléndose a buscar las monedas que viajeros, como el higienista, les arrojan desde los barcos, como maní a los monos.

28/7/2009

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Teatro
El Farmer Spectrum Dance Theater Mísia