Música

NovedadesArchivo

Juan Pablo Ledo
Goran Bregovic
Corey Glover

Quilmes Rock 2007 – Día 3

Ritos brujos

Por Juan Pablo Bravo
Fotos: Gabriela Porzio

El tercer capítulo del Quilmes Rock 2007 se fue entre ritos, rock n’ roll y brujería de la buena. Abrió Kapanga, infaltables en este tipo de festivales. Luego, las presencias internacionales de El Tri y Ojos Brujos. Intoxicados armó una kermese rockera en el escenario, y Los Piojos cerraron la noche con sus clásicos rituales.

Los Piojos


Desde temprano se podía ver de que venía el día de rock, la remeras rezaban que hoy el estadio de River sudaría rock por cada uno de sus poros. La muchedumbre caminaba en un incesante y colorido muestrario de fidelidad a bandas que hoy no estarían pero que representan a una gran masa que las sigue y sigue un patrón rocanrolero bautizado por “stone” o “barrial”.

Agolpándose sobre las vallas para aguantar una larga tarde noche tomaban posición los primeros en entrar que hacían cola desde la madrugada bancándose todas las inclemencias climáticas para hacer el aguante. Puntualmente 17:30 Kapanga accedió al escenario para desatar la primera fiesta de las tantas que nos depararía el día.

La banda liderada por el Mono sabe como hacer bailar y festejar un encuentro y el público le responde sobretodo si la lista es realmente festivalera y ruidosa. “Rock” fue el primero, “Bisabuelo” y “Postal” entremedios y “El mono relojero” al final solo son muestras de lo sucedido por poco mas de 50 minutos en un espacio que comenzaba a llenarse a ritmo acelerado.

Un breve descanso y el rock n’ roll mas tradicional de cuatro tonos, base, guitarra, armónica y voz pedía paso con los legendarios de El Tri principal exponente del crudo rock mexicano.

El TriAlex Lora, épico y verborragico líder de la banda, no descarto momentos para mostrar su personalidad explosiva, extravagante, un sello de toda su carrera musical. Como ejemplo basta un botón dice el dicho, como antesala del tema “A.DE.O” el cantante pide a gritos pelados “…el que no aplaude es un puto…” y a continuación replica aumentado aun más la apuesta, encontrando respuesta inmediata del público.

“Triste canción de amor” no falto a la cita, “Cuando tu no estas” tuvo de invitado a Salvador (cantante de La Covacha) y “Víctimas inocentes de Cromañón” se transformo en el momento mas intenso y escuchado del show. Con el guiño de Pappo desde algún lugar del estadio la banda venida desde “…la hermana republica de las transas y el smog …” según Alex El Tri paso por Buenos Aires y dejo su dosis obscena de rock en estado crudo.

Ojos de BrujoTodo venía bien hasta que Ojos de Brujo dio sus primeros pasos de flamenco-reggae-hip-hop sobre el escenario. La banda proveniente de Barcelona mostró su mixtura de ritmos y letras punzantes bajo una silbatina muy poco oportuna y realmente ajenas al espíritu de este tipo de festivales, sobre todo teniendo en cuenta que provenía de muchos que son discriminados e intolerados en infinidad de lugares simplemente por tener una pose rockera.

No haber entendido la postura combativa de estos españoles deja mucho que desear de quienes a viva voz luego gritan en contra de Bush sin fundamento alguno. Por otra parte, es innegable el poderío musical del grupo que seguramente encontraran adeptos en otros oídos acostumbrados a una afinación superior y a las diversidades musicales. Para destacar la tremenda actuación de Javi Martín en el bajo y el set de cajones a cargo de Sabih Turull y Maxwell.

Un periodo mas largo para armar el set de Intoxicados dio la pauta de que algo grande se vendría. La banda liderada por Pity Alvarez armó todo un teatro de operaciones que incluyo mesas, sillas, invitados y a Dady Brieva como presentador oficial de una kermese rockera en pleno escenario del evento de rock mas importante de la Argentina.

Pity Alvarez, IntoxicadosApostando un estado más saludable, Intoxicados respondió a los llamados de las multitudes por un poco de vicio y rock n’ roll. Vestidos de traje y mucha elegancia comenzaron a descargar su música en medio de esta puesta en escena por demás ingeniosa.

Mechando temas de los tres trabajos del grupo como así también de clásicos de Viejas Locas transcurrió un show que incluyo cambios de vestuario, al Negro García López como invitado, a Dady cantando “Un beso y una flor” y un Pity Álvarez en total comunión con la gente regalando souvenir al final de “Quieren rock” último track del espectáculo.

Los PiojosEntre el rock urbano, el mexicano y la unión de géneros transcurrió la jornada hasta llegar al ritual final a cargo de Los Piojos, que por más de dos horas diez se dio lugar para todo. Hubo espacio para las baladas, para que cantara Pity, para “Los mocosos”, las víctimas de Cromañón, para “Dientes de cordero” dedicado al maestro Carlos Fuentealba (asesinado por la represión policial en Neuquén), para una versión sin batería de “Babilonia” obligada por la rotura del bombo, para la presentación de un nuevo tema “Difícil” (que será parte del álbum a editarse en junio/julio próximo) y, por supuesto, para generar toda esa energía positiva que se engendra en cada presentación de la banda de El Palomar.

Ciro Martínez maneja los hilos de un grupo que se agranda en cantidad de miembros estables para mejorar su sonido y versionar en muchos casos en forma acertada viejos hits que por muchos años subsistieron sin cambio alguno. De Ipola en teclados, Changuito Farias Gómez en percusión y una sección de vientos brillan aportando su calidad interpretativa en pos de un combo musical arrollador.

“Arco 2” al extremo de la play list allanó el camino para el final con el rito dentro del rito de la lectura de banderas en una versión muy simpática del cantante.

16/4/2007

Notas relacionadas:

Informe especial: Quilmes Rock 2007

Galería de fotos: Quilmes Rock 2007

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour