Música

NovedadesArchivo

Mike Patton
Goran Bregovic
Corey Glover

Pepsi Music 2009 – Día 1

Arranque a toda máquina



The Prodigy

Texto y fotos: Mariano García
@solesdigital

Con los polos opuestos del rock y la electrónica en permanente tensión arrancó el Pepsi Music 2009, que tuvo a la presentación de The Prodigy como principal propulsor de una oleada de sonido potente, agresivo y que puso a las máquinas a todo vapor en lo que serán dos fines de semana muy movidos en el Club Ciudad de Buenos Aires.

Los británicos, comandados desde los teclados por Liam Howlett y con un dúo de frontmans demoledor como lo son Keith Flint y Maxim, sacudieron la escena de la noche del viernes con show aplastante. De la mano de los británicos, la electrónica, el punk y el hardcore entraron en combustión espontánea en un set donde las nuevas canciones de su reciente disco “Invaders must die” estuvieron a la par de los clásicos temas de los ´90.

Fue así como el arranque con World’s on Fire fue seguido por Breathe (para muchos su mejor tema), que ofreció el momento más explosivo de la noche. Lo nuevo y lo viejo se potenciaron durante todo el set: desde hits como Firestarter y Smack my Bitch Up hasta las nuevas Omen, Warriors Dance e Invaders Must Die.

Y cuando la electrónica parecía estar dominando la escena, un cierre con dos terribles versiones a puro hardcore de guitarra distorsionada y batería, con Take me to the Hospital y Out of Space.

En una hora de pura energía, The Prodigy pone el standard bien alto para lo que serán el resto de las noches del festival. No será tarea fácil para los que siguen estar a ese nivel de sonido, intensidad y profesionalismo.

Tensión latente

Loquillo
Loquillo

La jornada del viernes, sin embargo, tuvo un arranque lento. No fue mucho el público que respondió a una grilla en la cual fue difícil ofrecer entradas que acompañaran bien lo que sería el menú principal. Rock por un lado (7 Delfines, Los Natas), electrónica por el otro, pero por caminos paralelos, fueron pasando desde las primeras horas de la tarde. Para destacar, Kinky ofreció su pop-rock electrónico desde México, y Ojas se animó a unir los polos opuestos de la jornada con covers desde Daft Punk hasta The Ramones.

Ya de noche, los españoles de Loquillo sorprendieron a más de uno (por no decir a casi todos) con un show ajustadísimo con 13 canciones de rock clásico, con buenas letras y un cantante que a puro carisma no tuvo miedo de enfrentar y ganarse a un público que no los conocía, pero que terminaron apoyándolos con mucho respeto.

Casi veinte bandas, desde la primera hora de la tarde, habían dejado los átomos del rock y electrónica latentes en el aire, esperando que alguien los hiciera colisionar. Cuando The Prodigy se hizo cargo de la tarea, llego la tan esperada la explosión.

31/10/2009

Notas relacionadas:

Cobertura especial: Pepsi Music 2009

Galería de fotos de The Prodigy
                                                                                                     

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour