Música

NovedadesArchivo

Juan Pablo Ledo
Goran Bregovic
Corey Glover

Pepsi Music 2007: Día 10

Fiesta, sorpresa y potencia

Por Sergio Visciglia
svisciglia@hotmail.com

Kapanga le puso la infaltable diversión, Catupecu Machu apareció para sorprender a todos con un show improvisado, y Divididos cerró el último día del festival con un recital como nos tiene acostumbrados: nada nuevo pero todo excelente.

Divididos
Ricardo Mollo, de Divididos

Era el año 1988 y nos venían a ver muy pocos y los teléfonos no sonaban, así que nos poníamos a componer”, explicaba Ricardo Mollo antes de cantar “La mosca porteña”, uno de los primeros temas de Divididos. Ciertamente, en la actualidad la telefonista no debe poder controlar la situación, ya que desde 2002 (“Vengo del placard de otro”) la banda no saca un álbum de estudio nuevo.

Sin embargo, pese a que la lista de temas sea muy parecida siempre, no hay banda que suene tan bien y fuerte como Divididos y cada show entrega al público una satisfacción gigantesca y un disfrute de buena música de principio a fin.

Pero antes de la aplanadora hubo otros shows como el de Los Durabeat y sus buenas versiones de The Beatles, o el de Los 7 Delfines, la banda comandada por Richard Coleman que ofreció un buen show acompañado de un buen sonido.

Y llegaba el turno de la diversión, y lo que parecía un campo semi vacío se empezó a llenar de gente ansiosa por pasar un buen rato junto a Kapanga. Allí salió la banda con una intro instrumental hasta que apareció en escena el Mono, y desde ese momento la fiesta no paró hasta el final. Clásicos como “Me mata”, “El universal”, “Ramón” y “En el camino” se entremezclaron con canciones de “Crece”, el flamante disco nuevo. Así sonaron entonces el corte “Un lugar” (bastante antikapanguero), el reggae “Para mí” (“este tema habla del fasoooo” aseguraba el Mono, parafraseando a Peter Capusoto y sus videos) y “Quiero”. También se dio una vuelta el infaltable “hombre araña”.

Kapanga
Kapanga

Sonó “Demasiado” en el cual el invitado que estaban esperando nunca llegó (¿habrá sido Mollo, que canta en la versión original del tema?). Luego empezaba el temazo “La taberna” y todos esperaban cual iba a ser la sorpresa bizarra de la noche, entonces todo se calmó y empezaron a sonar canciones de Las Divinas de la serie “Patito feo”, para las carcajadas de los presentes. “Ya cantan cualquier cosa ustedes”, reprochaba el Mono.

El pogo más grande de todo el festival sucedió en este set y fue justo en el final, cuando sonó “El mono relojero” con Walter Meza de Horcas, el infaltable invitado.

Segundos después llegó la sorpresa: salió a escena Catupecu Machu y realizó de improvisto cuatro canciones que sonaron mejor que muchas bandas. Si bien apenas apareció Fernando Ruiz Díaz (cantante y guitarrista) la gente empezó a recordar que la aplanadora del rocanrol era Divididos, todo el mundo cantó “Magia veneno”, “Plan B: anhelo de satisfacción” (invitando a Walas de Massacre, banda creadora de la canción), “Y lo que quiero es que pises sin el suelo” y “Dale” (con el Mono de Kapanga de invitado ¡tocando la guitarra!).

Catupecu Machu
Catupecu Machu & Walas, de Massacre

En el segundo escenario arrancaron Los Tipitos con la difícil tarea de cargar con lo anteriormente sucedido. El sonido del set fue demasiado bajo, a tal punto que parecía que lo que sonaba era una radio, ubicada obviamente en el dial de La Mega. Sin embargo mucha gente se acercó a presenciar el show para cantar temas como “Algo” y “Brujería”, o el cover de Los Abuelos de la Nada “Mil horas” con alguna melodía también de “Para no olvidar” de Los Rodríguez, como para que no digan que Walter Piancioli (teclados y voz) se parece a Calamaro… . Pasaron invitados como Carlos García López y Claudio O´Connor, y el set cerró con “Campanas en la noche”.

Salvo por “El 38”, la primera parte del show de Divididos fue bastante tranquila e incluyó un par de temas de Sumo como “Estallando desde el océano” (el cual abrió el recital) y “La mula plateada”.

Pero después de un bloque acústico, llegó el turno de romper las cabezas (insistimos, con un sonido perfecto, como cada show de la banda) y se sucedieron, entre otros, los grandiosos temas que son “Que tal” (enganchada como siempre últimamente con “La rubia tarada” y “Azulejo”), “Paraguay”, “Rasputín, “Cielito lindo” y “Nextweek” (otro Sumo).

Algo muy loco sucedió en “Paraguay”: justo cuando Mollo terminó de cantar la frase “basta de la farsa del rock and roll”, en las pantallas apareció por única vez en toda la noche el loguito del Pepsi Music (rapidísimo de reflejos y de sentido del humor el director de cámaras).

Se fueron por unos instantes (“hace como tres años que no hacíamos esta boludez de irnos y nos salió como el orto”, dijeron), y el bajo del pájaro Diego Arnedo avisaba que “Ala delta” sería el tema encargado de cerrar otro gran show de Divididos (aunque una vez más para nada novedoso) y también de cerrar el festival.

Divididos
Divididos

Otros escenarios

Mucho rock ofrecieron La Trifásica y Vieja Cepa (este con ciertos toques latinos), Mundo Confite es una buena banda para tener en cuenta, y también se dieron una vuelta los muchachos de Rescate y su curioso rock cristiano. Bastante power el sonido de la banda, pero tapaba la voz, por lo que en pocos momentos se podía escuchar el mensaje, que por lo menos en nuestro caso generaba cierta curiosidad.

Coqui & The Killer Burritos tenía muchos adeptos que se acercaron a escuchar pero claro, en el escenario principal estaba Kapanga y si uno va a un festival no se lo puede perder.

Cerró el festival con una buena jornada y la sorpresa de Catupecu Machu. Un dato para tener en cuenta con respecto a algo que sucedió casi todos los días: adentro del predio, en ciertos lugares se vendía alcohol pero al parecer nunca apareció ninguna persona con carpetitas del gobierno para averiguar por qué sucedía eso en un lugar lleno de menores. Raro, ¿no?

6/10/2007

Ver más del Pepsi Music 2007

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour