Música

NovedadesArchivo

Mike Patton
Goran Bregovic
Corey Glover

Jump Fest, Estadio Cubierto Ferro, 9 y 10 de junio de 2006

Puede ser una linda alternativa

Por Juan Pablo Bravo
Fotos: Gabriela Porzio

Pier

Un espacio que reabre sus puertas para la realización de eventos musicales, es un motivo para festejar y nada mejor que convocar a cuatro importantes bandas de rock nacional para hacerlo. Así fue que Pericos y Kapanga se hicieron cargo de la primera noche, el viernes, y La Mancha de Rolando junto a Pier en la segunda de las jornadas.

El frío nocturno quizás haya conspirado para la asistencia de público pero sin lugar a dudas el principal impedimento para que los shows recibieran la cantidad de gente a la que nos tienen acostumbrados estas bandas fue el exorbitante precio de las entradas, ¡38 pesos por día!, que hoy no son moneda corriente en los bolsillos jóvenes argentinos!

Por este motivo, lamentablemente, la primera de las noches se contó un una reducida presencia de no mas de 350 personas que realmente con mucho huevo hicieron el aguante a las bandas, y si de ellas hablamos debemos decir que en ningún momento hubo algún amago de ir a menos por parte de las mismas, tanto Pericos como Kapanga dieron todo arriba del escenario.

PericosCerca de las 22 horas Juanchi Baleiron, Gastón Moreira y compañía se pusieron el equipo al hombro y después de casi hora y media de show dieron la hurras en conjunto con los seguidores de siempre. Para destacar que no faltaron canciones dentro del repertorio, hubo nuevas, clásicos y hasta algunas que se sacaron a relucir después de mucho tiempo. El cierre lo marcó un poderoso cover de “Mejor no hablar de ciertas cosas” de Sumo junto con “Casi nunca lo ves” y “No me pares” de su autoría y pase a los de Quilmes que pedían pista.

Posterior a un cambio de instrumentos demasiado extenso, se hizo presente sobre el escenario El Mono y sus secuaces para alegrar un poco mas a la monada que feliz saltaba de un lugar a otro aprovechando el espacio disponible. Al igual que el grupo anterior recorrieron una extensa lista de temas y el cantante se dio el tiempo suficiente para criticar sin pelos en la lengua a la gente del Gobierno de la Ciudad, presentes en el recinto, por ciertos requisitos pedidos que hicieron peligrar la continuación del festival. Un sonido demasiado alto, deslució la actuación de la banda que le puso calor y mucho aguante a una noche que la necesitaba en demasía.

Por la revancha, el sábado nos apersonamos en el club y fuimos por mas. A la vista nos dimos cuenta que esta vez la convocatoria había sido mas abultada y la cifra se acercaba mas a los mil superando ampliamente la noche anterior. A poco de esperar La Mancha de Rolando se hacia del tablado y empezaba a mostrar su flamante trabajo. Muy contentos de volver a tocar en Capital y de reencontrarse con su público, desplegaron un enérgico espectáculo de mas de una hora y media que sirvió para ver el buen sonido y repertorio elegido por los liderados por Manuel Quieto. Entre tanta canción nueva no faltaron “Adonde vamos”, “Mi semilla” y “Calavera” entre otros que sumados a la actitud de la banda redondearon una mas que interesante actuación.

La Mancha de Rolando

Con algún intercambio de cánticos, no violentos, entre los seguidores de La Mancha y los de Pier estos últimos se hicieron presentes en la noche reafirmando la comunión con su público que llevo banderas y remeras por doquier para festejar y “aguantar” a la banda. El sonido cambió, se alzó en volumen y distorsión y en algunos pasajes se ensució pero no enturbió en nada el espectáculo. Este es un grupo que posee un curioso magnetismo con sus seguidores y eso se transmite en forma reciproca retroalimentando el poder de la banda y las gargantas de los de abajo que compiten seriamente con la voz amplificada del cantante.

PierMucho se dijo de Pier con respecto a su semejanza con los Redonditos de Ricota y en esta ocasión encontramos una perlita mas que sugestiva. Al ver subir a Ramiro Cerezo, líder y voz del grupo, lo divisamos calzado en una flamantes Nike 90 y enseguida nos vino a la mente el primer track que abre el disco solista del Indio Solari “Nike es la cultura” y una sonrisa socarrona nos invadió. ¿Casualidad o causalidad?

De esta manera termino un nuevo festival y se festejo la reapertura de un lugar para tocar. Nos queda en el tintero poner fichas para que este evento se vuelva a repetir adecuando los precios al flaco bolsillo argento y cuidando la selección del personal de seguridad, ya que contar con un grupo de trabajo poco habituado a este tipo de tareas puede llevar a grandes males, un recital es un lugar donde la gente va a distenderse y disfrutar de la música sin ningún animo de perjudicar al prójimo, haciendo que el maltrato verbal y la prepotencia de algunos de los “patovicas” afectados a los accesos luciera aún mas absurdo que lo que normalmente es. Lamentable, pero real.

13/6/2006

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour