Libros

NovedadesArchivo

El lado B de las canciones de Sandro

Feria del Libro de Frankfurt
 
Las bases de la corporación política
Alfonsin
 

 

Por Catalina Pantuso
catalina@octubre.org.ar

Libro: Los Años de Alfonsín ¿El poder de la democracia o la democracia del poder?. Autor: Alfredo Raúl Pucciarelli (Coordinador). Siglo XXI Editores. 510 páginas.

“Los años de Alfonsín” es en una investigación sociológica seria y exhaustiva del primer gobierno de la recuperación democrática argentina. Se presentan un conjunto de trabajos individuales que se realizaron en el marco de un proyecto colectivo, coordinado por Alfredo Pucciarelli, con un encuadre analítico común e hipótesis generales compartidas, que examinan en profundidad las etapas iniciales del denominado “proceso de transición democrática”.

Los veinte años de distancia, los comportamientos de quienes aún hoy siguen manejando gran parte del poder político del país y los documentos que, de un modo implacable, sostienen el testimonio de aquellos años, son la materia prima de un relato sin estridencias ni concesiones.

Inicia el libro una sustancial introducción, escrita por el coordinador, en la que se exponen las contradicciones fundamentales de la incipiente democracia y sus profundas relaciones con el poder militar y económico. Lejos de las reiteradas categorías de análisis sociológico convencional, se acuñan conceptos que explican la nueva etapa histórica. Uno de ellos es el de “poder reinante” detentado por algunas organizaciones populares como los organismos de derechos humanos y los sindicatos. El poder se convierte en reinante “cuando no puede ser predominante, es decir cuando no tiene la envergadura suficiente para ingresar de modo pleno en el campo de disputa por la supremacía, pero por sus reivindicaciones y sus formas de acción es capaz de fijar límites y condiciones al ejercicio de las formas restantes de poder.

Para contextualizar el accionar del gobierno de Alfonsín en la subregión, Waldo Ansaldi estudia los procesos políticos y militares que se dieron en Bolivia, Brasil y Uruguay. Explica el porqué de la caracterización de “década perdida” para América Latina. Coloca el énfasis en la descripción e interpretación de cómo fueron las transiciones hacia las nuevas formas de participación política, describe la militarización de la política, el papel de la deuda externa como principal condicionante y el accionar de los EE.UU. durante aquellos años.

Ansaldi también aporta nuevas definiciones para profundizar en el análisis. Presenta tres distinciones conceptuales: la “transición de la dictadura a la democracia” se inicia en situación de dictadura y está generada por diversos factores (quiebra del poder militar, presión de los sectores populares, necesidades de cambio del poder económico); el “cambio de régimen político” ocurre cuando el poder civil democrático no tiene ningún condicionamiento originado en el poder de la dictadura e impuesto por ésta en su retirada; y finalmente, “primer gobierno posdictadura o democrático”, es aquel que se ejerce en las condiciones de cambio de régimen (el poder está condicionado por el legado de la dictadura anterior). En esta categoría ubica el mandato de Alfonsín.

De la corporación militar a la corporación política

Pucciarelli también analiza en profundidad la relación del gobierno de Alfonsín con el poder militar. Desde el juicio a las Juntas, pasando por el doble discurso del enfrentamiento público y pacto encubierto, hasta la defraudación a los manifestantes de todos los partidos políticos que, espontáneamente, y durante tres días, se movilizaron para respaldar la vigencia del orden constitucional (más de 300 mil sólo en Plaza de Mayo y Congreso, sin contar a los que hicieron vigilia frente a Campo de Mayo, y los actos que se realizaron en el interior). Hasta la CGT, de fuerte perfil opositor, declaró un paro general en respaldo a la democracia, sumándose a lo que se interpreta como un proceso que va “de la resistencia a la ofensiva popular”.

La falta de organización y verdadero liderazgo político, hizo que la fuerza de la presión popular cayera en el vacío. “Como se verá, en discursos posteriores a Semana Santa se insistía con este argumento hasta convertirlo en una de las mayores muestras de hipocresía política imperantes en aquella época: la democracia no ‘cede’ por debilidad o complicidad política a las demandas de amnistía mediante un subterfugio, la amnistía encubierta en la ley de obediencia debida, sino que por su fortaleza y firmeza ‘concede’ esta forma de perdón como un tributo a la necesidad de dejar atrás los traumas del pasado e iniciar una verdadera política de reencuentro, conciliación e integración". Por cierto no descuida el papel que cumplió la oposición, que en aras de la gobernabilidad, colaboró con la política de desmovilización popular, ocultó los penosos términos del acuerdo con Aldo Rico y finalmente votó las leyes enviadas por el Ejecutivo.

Paula Canelo, aborda el tema de la descomposición del poder militar en la Argentina, tomando los gobiernos de Galtieri, Bignone y Alfonsín. Propone dos categorías de análisis interesantes: el “poder arbitral” —ante los conflictos sociales que se dieron desde el año 1930— y el “poder corporativo” instalado para defender sus privilegios y su derecho a la impunidad penal.

Por su parte Mariana Heredia transita la frontera entre economía y política en el nuevo proceso democrático iniciado en 1983, y que se prolonga hasta el presente. Se instala la “privatización de la política pública en manos de intelectuales, consultoras y centros de investigación antidesarrollistas y fuertemente liberal”.

Ana Castellani estudia como se consolidaron —con políticas de promoción industrial y de actividades propias del “complejo económico estatal privado”— los mecanismos de acumulación del capital en “la patria contratista” y el papel que jugaron las empresas incorporadas como proveedoras del estado. De este modo, demuestra como el núcleo central de pocas empresas que se beneficiaron con la política económica de la dictadura se afianza y expande reproduciendo básicamente el mismo tipo de estrategia del diseño elaborado por Martínez de Hoz.

Los investigadores muestran cómo la democracia representativa, en lugar de instrumento de participación ciudadana, se convirtió en una extensa red de complicidades corporativas intra y paraestatales destinadas a legitimar, conservar y amplificar las estructuras de poder gestadas durante la dictadura. Después de profundizar en el trabajo realizado por la CONADEP, la pretensión de las Fuerzas Armadas de no judicializar los crímenes cometidos y los diversos planteos militares (especialmente el de Semana Santa) se afirma: “... el principal dilema político institucional del nuevo gobierno democrático no resolvió el problema, sino que lo cambió de forma”.

La reconstrucción de la primera etapa del este largo proceso de descomposición política resultante de la tecnocracia militar (ya analizada por los autores en el libro “Empresarios, tecnócratas y militares”), muestra que el intento alfonsinista de resolver simultáneamente los problemas de la recuperación económica, la restitución de los derechos y la construcción de un nuevo tipo de democracia no tutelada obtuvo resultados dispares.

De esta manera, la obra reflexiona sobre los procesos y acontecimientos ocurridos durante la presidencia de Raúl Alfonsín, relacionando sus características originales con los postulados de su propuesta emancipadora y refundacional, su traducción en determinado tipo de políticas estatales y el intento frustrado de reconstruir un estilo plebiscitario destinadas a compensar con periódicas movilizaciones populares el menguado poder político acumulado por vía electoral.

Lejos de la superficialidad periodística, y de las limitaciones de una sociología que rinde culto a circunstanciales categorías de análisis —elaboradas por profesionales cómodamente instalados en las cercanías del poder central— “Los Años de Alfonsín” es un libro que merece destacarse por su claridad de conceptos y por la rigurosidad en el tratamiento de los temas. Estas dos condiciones, más la claridad de su lenguaje, lo convierten en un texto de consulta obligatoria para quienes pretendan emitir juicios sobre este tumultuoso tiempo de nuestra historia reciente.

16/5/2006

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Libros
Pierre Bourdieu: Los herederos Los años de Alfonsín Arte y Cultura Popular