Artes Visuales

NovedadesArchivo

Jorge Macchi
Ron Mueck
Oski
 
Destacados
Emilio Pettoruti
Kandinsky
Carlos Alonso
 

Museo del Louvre

 
Arte Argentino

Imágenes de la década peronista, 1945 –1955

Memoria fotográfica

Por Catalina Pantuso
catalina@octubre.org.ar

Desde el pasado miércoles 16 de noviembre y hasta fines de marzo de 2006, en el Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Valentín Gómez 4838, Caseros), puede visitarse la muestra “Imágenes de la década peronista, 1945-1955”. Esta es una excelente iniciativa del ámbito académico que busca reconstruir el espíritu de uno de los períodos más ricos, y a la vez más complejo, de la cultura política de los argentinos.

Perón

Componen esta exposición 120 fotos —la mayoría provienen del Archivo General de la Nación—, un conjunto de afiches de películas filmadas en aquel período y reproducciones ampliadas del libro “La Nación Justa, Libre y Soberana”, publicado en 1950, con el objetivo de difundir la acción de gobierno, y que sin duda es uno de los mejores exponentes del diseño gráfico de la época.

La selección del material testimonia los primeros diez años del peronismo, que según Aníbal Jozami, Rector de la Universidad, “están atravesados por la belleza, el conflicto, la lucha, la emoción, el poder, la tristeza y la victoria, además de una sensación que en algún momento pareció bastante cercana a la gloria y la redención de una sociedad. También por la desesperación de la pérdida colectiva y el dolor”.

Peronismo

Los curadores, Samuel Amaral y Horacio Botalla, —basados en la investigación histórica de Hilario Montuelle— eligieron para iniciar el recorrido la imagen que se ha convertido en un símbolo del 17 de octubre de 1945: “Las patas en la fuente”. Enfrentada a ella, se encuentra la reproducción de la tapa del diario Crítica de aquél día que titulaba: “Grupos aislados que no representan al auténtico proletariado argentino tratan de intimidar a la población”.

En el recorrido se suceden algunas fotos clásicas: Perón montando su famoso caballo “Mancha”, con deportistas o en el balcón de la Casa Rosada; Eva vestida de gala o con su traje sastre, junto a los chicos o conversando con los trabajadores en sus fábricas. Pero también hay material muy poco conocido, como por ejemplo una foto del General con una imponente cámara fotográfica en sus manos, como si fuese un reportero gráfico, y otra en la que se lo ve distendido, sin ningún atributo de poder, paseando sólo por el puerto de Buenos Aires.

El protagonismo del pueblo se documenta con las imágenes de las concentraciones multitudinarias en la Plaza de Mayo, el Día del Trabajo y el Día de la Lealtad; en las marchas callejeras y en los diversos actos oficiales. Impacta especialmente la de los descamisados, en el Teatro Colón, escuchando a Perón quien explica los alcances del 2º Plan Quinquenal.

Peronismo

El recuerdo de la violencia aparece en las fotos de los destrozos causados por los bombardeos del 16 de junio del ‘55, en la calle y en la Iglesia de San Francisco. El dramático final de esta etapa se visualiza en una instantánea que muestra el inicio del exilio de Perón, cuando se embarca en la Cañonera “Paraguay”.

El rescate de las fotos prohibidas

El catálogo, de impecable presentación, cuenta con un artículo de Abel Alexander (de la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía), quien hace un análisis sobre la forma de documentar la década peronista, particularmente la acción de Subsecretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación, a cargo de Raúl Alejandro Apold.

Esta dependencia, que contaba con excelentes laboratorios, había diseñado de un sistema de distribución fotográfica destinada a los principales diarios y revistas. El material se entregaba en avenida de Mayo 850, poco después de cada evento. Se obtuvo un enorme archivo gráfico –tal vez el más completo que registre un gobierno argentino– que, por estar destinado a fortalecer la imagen del gobierno, sólo mostraba las obras públicas, y las conquistas sociales y las realizaciones el campo de la economía.

Todos los profesionales dependían de Emilio Abras —un fotógrafo con larga actuación en el periodismo— y entre los fotógrafos peronistas se encontraban Antonio Pérez, Hilario Farías, Francisco Carusso y Alfredo Mazzorotolo.

Alexander afirma que “Sobresaliendo del conjunto, se encontraba Pinélides Aristóbulo Fusco, fotógrafo de fina sensibilidad y formación pictórica, fue pionero de los registros en color y deja para la memoria colectiva la desgarradora imagen de una Eva enferma abrazándose a Perón en los balcones de la Casa de Gobierno el 17 de Octubre de 1951, un verdadero icono capturado por su cámara Rolleiflex 6 x 6 cm.

La llamada Revolución Libertadora — instalada a partir del golpe de estado de septiembre del ’55— sancionó el Decreto Ley 4161, cuyos objetivos eran la persecución popular y prohibición de los elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista. Se consideraba especialmente violatoria esta disposición, la utilización de la fotografía retrato o escultura de los funcionarios peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto, el de sus parientes, las expresiones “peronismo”, “peronista”, “justicialismo”, “justicialista”, “tercera posición” la abreviatura PP., las fechas exaltadas por el régimen depuesto las composiciones musicales “Marcha de los Muchachos Peronista” y “Evita Capitana” o fragmentos de las mismas, y los discursos del presidente depuesto o su esposa o fragmentos de los mismos. Entre otras medidas se disolvió la Secretaría de Prensa y Difusión y la totalidad de los archivos de negativos, fueron llevados al sótano de dicho edificio y allí fueron destruidos por acción del agua, utilizando mangueras.

Sin embargo los autodenominados libertadores ya habían tomado conocimiento de la importancia de la imagen en la comunicación de masas, por lo que, según relata Alexander, trucaron “fotografías para desprestigiar al gobierno depuesto, como fue el caso de la conocida imagen de Perón acompañando en la UES a la actriz italiana Gina Lollobrígida totalmente desnuda, o el intento de mostrar una desnudez total de la diputada Juanita Larrauri en el cuerpo de Marilyn Monroe. Las fotografías peronistas sufrieron una permanente destrucción durante este período, pero algunos archivos lograron salvarse, como es el caso de Alfredo Mazzorotolo, quien pudo retirar alrededor de mil imágenes de su autoría –seiscientas de Evita y cuatrocientas de Perón– y las enterró en un campo de su propiedad en Cascallares, provincia de Buenos Aires, donde permanecieron bajo tierra durante 20 años; recientemente fueron restauradas y expuestas en una muestra itinerante”.

Peronismo

A 60 años del nacimiento del Peronismo y a 50 años de la denominada Revolución Libertadora, se ve un nuevo interés, tanto a nivel nacional como internacional, por parte de algunos ámbitos académicos por abordar diferentes aspectos de la cultura social y política que dio carácter e identidad a la inmensa mayoría de los argentinos.

Es en este contexto, lejos del ataque irracional y del panegírico defensivo, que se inaugura esta excelente muestra, que bien puede considerarse un documento gráfico sobre las realizaciones y propuestas del primer peronismo.

Notas relacionadas:

Galería de fotos: Juan Domingo Perón

Galería de fotos: El Peronismo

Galería de fotos: Eva Perón

Historia gráfica del peronismo

Informe especial: El Peronismo

23/11/2005

www.solesdigital.com.ar